miércoles, 14 de julio de 2010

GENERALIDADES DEL TERRITORIO COLOMBIANO

El territorio colombiano está integrado por par­te continental, que ocupa la mayor extensión, y por parte insular. Esta última incluye el ar­chipiélago de San Andrés y Providencia y una serie de pequeñas islas en ambos océanos.

Al hablar de Colombia, o de cualquier otro lugar, surge siempre la necesidad de ubicarlo astronómica y geográficamente. Para el pri­mer caso se emplean las coordenadas geográ­ficas (meridianos y paralelos); para el segundo, los límites naturales que lo enmarcan.


El paralelo del ecuador, que determina la lati­tud, pasa por el sur del país, quedando a una distancia de 12°30'40" latitud norte, el punto más extremo al norte en punta Gallinas, y a 4°13'30" latitud sur, el punto más extremo al sur, en la desembocadura de la quebrada San Antonio en el río Amazonas.


Con respecto al meridiano de Greenwich, que determina la longitud, Colombia se halla comprendida entre los 66°50'54" oeste, en la isla de San José en el río Negro frente a la piedra El Cocuy, y los 79 O01'23" oeste, en ca­bo Manglares (océano Pacífico).



a) Con respecto a la latitud

La esfericidad de la tierra ocasiona la distribu­ción desigual de la luz y el calor que recibe de la estrella solar. A medida que se aleja del ecuador terrestre, en dirección hacia los polos, la intensidad de la luz y el calor disminuyen. Colombia, por estar ubicada en la zona de la­titud baja, recibe el calor y la luz solar con gran intensidad durante todo el año; por tal mo­tivo:
—No se realizan las cuatro estaciones de pri­mavera, otoño, invierno y verano como ocurre en las zonas medias. Se presentan sólo épocas de mayor sequía, denominadas verano, y de maycr lluviosidad, que constituyen los llamados invier­nos.

—El día y la noche presentan igual duración durante todo el año.

—El clima es tropical y la temperatura media es la misma durante todo el año con varia­ciones ligeras cada mes. Las marcadas diferen­cias que se presentan en áreas aún muy cerca­nas, son ocasionadas por la altitud. De ahí que las tierras bajas, como las llanuras costeras, las de la Amazonia y los valles, sean las más cáli­das; gradualmente a medida que aumenta la al­tura, la temperatura disminuye.

—El avance hecho por el hombre en el domi­nio del espacio, ha colocado a los países de la zona ecuatorial en posición estratégica para sa­télites estacionarios.

Colombia, entre otros, cuenta con esta ventaja que si bien por su desarrollo actual no está en condiciones de aprovecharla lanzando satéli­tes, podrá hacerlo en un futuro.

La órbita descrita por estos satélites, en un tiem­po de 24 horas, se encuentra a una altura de 35.871 km, por lo cual es urgente definir el espacio ultraterrestre. Colombia ya planteó ante las Naciones Unidas esta necesidad.



La importancia de la órbita geostacionaria ra­dica en que es la única zona espacial donde se pueden colocar estaciones fijas de telecomuni­caciones para cubrir todas las áreas del mundo.


b) Con respecto a la longitud


La Tierra tiene forma esferoide o geoide, por lo cual se asemeja a una circunferencia de 360°. En su movimiento de rotación, que realiza sobre su propio eje en 24 horas, va exponiendo al sol parte de su superficie en forma consecutiva hasta completar los 360°, dando lugar a que se presente el día y la noche, fenómeno que con­tinuamente se puede observar y que determi­na en general un régimen de actividad y des­canso.

En un tiempo de una hora la Tierra recorre 15° y en 4' recorre un grado de longitud; esto dio lugar para que se determinaran 24 husos ho rarios partiendo del meridiano 0o de Greenwich. De esta forma cada 15° hay una hora de dife­rencia.

Si viajamos hacia el oriente debemos adelan­tar el reloj una hora cada 15°; pero si viaja­mos hacia el occidente debemos hacer lo con­trario.

El meridiano 74 °01'5" O que pasa por Bogo­tá determina la hora para Colombia.

Ciudades como New York, Ottawa, Lima, San­tiago de Chile, tienen la misma hora de Co­lombia por estar situadas en el mismo meridia­no.

Por el contrario, cuando en Londres son las 12 M., en Colombia son las 7 A.M. porque hay cinco husos horarios (75°) de diferencia. Co­lombia está situada en el hemisferio occidental.




Colombia está situada en el extremo noroeste de Sur América, circunstancia que le permite tener costas sobre los océanos Atlántico y Pa­cífico y vecindad con países como Venezuela, Brasil, Perú, Ecuador y Panamá, con los cua­les sirven de fronteras naturales, ríos extensos y cordilleras.



Por el hecho de poseer costas sobre ambos océanos, Colombia goza de plataforma continen­tal y mar territorial en mayor proporción que los demás países suramericanos. Además, la po­sición geográfica de nuestro país representa una ventaja enorme desde el punto de vista estra­tégico, por cuanto se constituye en lugar de convergencia de rutas aéreas, marítimas y te­rrestres (carretera Panamericana), ofreciéndole la posibilidad de explotación de riquezas mine­rales, fauna y ñora marinas que constituyen motivo de gran interés para todos los países, por el hecho de que el hombre de hoy está viendo en el mar una riqueza poco conocida y explotada, considerada como una gran reserva para la humanidad.

La situación ventajosa de Colombia, desde el punto de vista de su posición geográfica, no ha sido aprovechada suficientemente debido a algunos factores como el clima malsano de al­gunas regiones, la existencia de extensas sel­vas, el sistema montañoso de los Andes, los cuales han dificultado el desarrollo del transpor­te terrestre, el asentamiento de la población en extensas áreas y la comunicación con países ve­cinos.

El hecho de que la mayor parte de la pobla­ción se ubique en los Andes, y la prolongada dedicación a la actividad agraria, explica el poco aprovechamiento del mar y sus riquezas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada