domingo, 27 de febrero de 2011

Culturas de los períodos formativo y clásico en América

Culturas del período formativo en América
Las regiones más importantes de América en donde se ubicaron y desarrollaron culturas del formativo son:
En la región central de México se estableció la cultura del Teotihuacán y los olmecas.
La región andina de Perú, Bolivia y Colombia se destacan: la cultura Chavín, Paracas, San Agustín.

Cultura del Teotihuacán
Esta cultura se estableció en la meseta central de México, ubicada entre la Sierra Madre Occidental y la Sierra Madre Oriental. Esta ubicación le per­mitió gozar de todos los pisos térmicos y por con­siguiente de variedad de productos y animales. La ciudad de Teotihuacán se inicia en el 400 a. C. y llegando hasta el 800 d. C, en cuatro períodos.
El hombre de Teotihuacán conformó una ciu­dad monumental de casi 200 mil habitantes, con edificios, palacios y pirámides, como lo demues­tran los restos arqueológicos hallados. Dentro de la ciudad, sobresalen las pirámides de la Luna y el Sol, que tienen un templo en su parte superior Esto hace pensar en una clase sacerdotal, que regía el culto a los dioses. Además, la decoración de los edificios muestra personajes con extrañas vestiduras y complicados tocados de plumas. To­do esto permite asegurar que Teotihuacán fue un centro religioso que sirvió de base al desarrollo de los pueblos de la planicie.

Los olmecas
Los olmecas se ubicaron en las tierras bajas del golfo de México.
Fue la sociedad del formativo que alcanzó ma­yor grado de desarrollo agrícola, estratificación social y construcciones ceremoniales.
De esta cultura se han hallado montículos dis­persos en el cerro de las mesas.
En La Venta se descubrió un conjunto de pirámides elaboradas en barro y adobe, alrededor i una plaza y de una gran tumba.
En Tres Zapotes se han hallado monumentales cabezas esculpidas en piedra. Para algunos antro­pólogos los rasgos físicos esculpidos en estas pie­dras se asemejan a los de raza negra, llegando asegurar contactos culturales con pueblos de África.
Estas excavaciones permiten afirmar la presencia de una poderosa clase sacer­dotal; que tuvo el manejo político y administrativo del pueblo; se dice que conformaron una teocracia.
Algunos antropólogos aseguran que formaron parte del último imperio Maya. La influencia que por esto ejerció sobre todos los pueblos de Centroamérica, ha hecho que se le dé el nombre de "Cultura madre de América".

El formativo en Suramérica
Ubicados en la región andina peruana, a más de 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar, floreció la cultura Chavin. La ciudad representa­tiva de este pueblo es Chavin de Huantar, carac­terizada por sus imponentes edificios, con galerías subterráneas alrededor de patios.

Culturas del clásico

El período clásico se caracteriza por la organi­zación de la sociedad. Claramente se distinguen los gobernantes y sus colaboradores; la clase sa­cerdotal y el pueblo con actividades muy especia­lizadas que son el sostén de la organización eco­nómica de cada cultura.
Surge en este período, otro grupo social muy importante; los militares. Son ellos quienes con­forman el ejército permanente encargado de mantener el orden impuesto por el gobernante, así como la defensa de su territorio contra el ata­que de pueblos vecinos o de grupos invasores.
Durante el clásico, la religión es básica para el control político y social de la población. Se organi­za una clase de sabios muy privilegiada, encarga­dos por su rango y sabiduría de comunicarse con los dioses, de ordenar y celebrar los ritos y cere­monias, de observar el universo, de elaborar los calendarios, de inventarse algún sistema de escri­tura, de diseñar y ordenar la construcción de ciu­dades, templos, palacios, pirámides y tumbas. Fi­nalmente se aseguran que el pueblo obedezca y acepte la voluntad de los dioses que los mismos sacerdotes han divulgado.
Mesoamérica se constituyó en el centro difusor de estas culturas, porque fue en esta región donde muchos grupos del formativo se proyectaron ha­cia el clásico. De esto son ejemplo:

Zapotecas
Se ubicaron al S.E de México. Como cultura estu­vo influenciada por los hombres del Tiahuanaco en relación con la construcción de templos y pirámides.
Los centros culturales más importantes de esta civilización son Mitla y Monte Albán.
Monte Albán llegó a tener 35.000 habitantes: la cima del cerro donde se construyó fue nivelada haciéndose una plaza pavimentada a cuyo alre­dedor se levantaron edificios, como el templo de los danzantes.
También en Monte Albán se han encontrado esculturas de gran riqueza y tumbas puntadas, así como inscripciones o signos que permiten afir­mar que corresponden a un tipo de escritura.
Los dioses adorados por los zapotecas alcanzan a 38; distinguiéndose dioses femeninos y masculi­nos. Se destacan los dioses de la lluvia y la serpien­te, los cuales fueron representados en barro con muchos detalles y adornos.

Los mixtecas
Fueron un pueblo invasor procedente del norte de México, que obligó a los zapotecas a establecerse en Tehuantepec; quedándose ellos en Mitla y Monte Albán.
El pueblo mixteca desarrolló una importante civilización; de ellos se han encontrado notables trabajos en piedra, metales, madera, hueso y ce­rámica de variados colores.
Elaboraron vasijas tripoides de gran colorido; con representaciones de serpientes o cabezas de águila. El trabajo en oro se especializó en pendien­tes, brazaletes y coronas.
El aporte sobresaliente de los mixtéeos son sus códices o libros, ricos en pinturas que recogen las características del pueblo y sus principales cos­tumbres. Sin embargo, todavía no se ha logrado una traducción adecuada de ellos.

Los Toltecas
Llegados del Norte, pertenecían al grupo lingüís­tico nahua. Después de una breve conquista, fun­daron la ciudad de Tula, cuyas ruinas están a 80 kms de ciudad de México, junto al cerro Xicoco (Estado de Hidalgo).
Los restos arqueológicos correspondientes a es­ta cultura, como las esculturas hechas en piedra y que hacen el papel de columnas, son muestra de su actividad guerrera. Se tiene por seguro que las columnas representan soldados equipados para el combate.
También se observa fácilmente el culto a qüetzacoalt (dios creador) pues en todas las paredes de los templos está esculpida su imagen.
Otros dioses ocuparon el interés tolteca: el dios del fuego; del maíz y del sol. Estos dioses fueron tomados para su cultura por los aztecas, quienes vendrían luego a conquistar la planicie.

Chichimecas
Fue un pueblo conquistador de los toltecas que estableció su centro en Tenayuca. Para los pue­blos de la meseta, los chichimecos fueron bárba­ros; la guerra fue su arma de dominación sobre pueblos sedentarios y organizados, hasta que en 1428 d. C. los aztecas lograron dominarlo y anexarlos a su imperio.

San Agustín
La cultura de San Agustín enclavada en un pe­queño valle de la cordillera central, en el Depto. del Huila (Colombia), es el sitio arqueológico más espectacular de la región.
San Agustín es de gran valor por el número de estatuas elaboradas en piedra y por la variedad de tumbas y entierros hallados. Las estatuas mues­tran gran variedad de formas; algunos tienen as­pecto de seres monstruosos, otras representan reptiles, aves y en casi todas las estatuas se apre­cian expresiones de felinos y dientes de jaguar.
Es frecuente ver representaciones de guerre­ros, con sus armas y casquetes, colocados en las entradas de las tumbas.
Las tumbas son de diferentes formas y tama­ños. Algunos son profundos pozos cuadrangulares con una cámara que guarda la sepultura; otras tumbas presentan una serie de la jarras de piedra, en forma de cajón donde se han encontrado esquele­tos y otras son simplemente enterramientos con esqueletos, colocados en posición fetal, es decir curruca o acurrucados.
Las obras civiles encontradas como terraple­nes, ramplas y allanamientos, llevan a pensar a los antropólogos que San Agustín fue una zona de invasión de muchos pueblos que pudieron esta­blecerse sin ningún problema; atraídos por la facilidad de llegada, ya que su ubicación geográfica permite el paso de occidente a oriente o de norte a sur. Además las características del clima facilita­ron el cultivo del maíz, en terrazas de cultivo con sistemas de irrigación.
Al formativo pertenecen también la cultura de Pichalo en Chile y Preguaguala en Ecuador.

Culturas clásicas de Suramérica

Otro foco de radiación cultural clásica en Sura­mérica es el altiplano boliviano-peruano.

Cultura Mochica o Moche
Ubicada en la costa norte del Perú, alcanzó gran esplendor entre los años 600 y 700 d. C.
Los restos arqueológicos hallados muestran una fuerte jerarquización política y religiosa y una intensa actividad guerrera.
Los mochicas cultivaron maíz y tubérculos (pa­pa). Para hacer más productivas sus tierras, utili­zaron canales de irrigación.
Tejieron en lana de llama o vicuña y trabajaron el oro, la plata y el cobre; pero es su cerámica la muestra más representativa de su desarrollo. A través de ella se ha conocido lo más importante de los mochicas, ya que en la decoración de sus vasi­jas aparecen pintadas escenas de la vida cotidia­na. La escultura en madera del pueblo y sus go­bernantes fue tan importante como la cerámica. Los colores más utilizados en estas dos activida­des fueron: rojo, ocre, negro y anaranjado.
La arquitectura tuvo importancia en la cons­trucción de tumbas y templos, de esta cultura se destaca la pirámide de Moche, donde se hallan los huacas del sol y la luna, realizadas en ladrillo coci­do, muy parecidas a las de mesoamérica.
Los huacas eran divinidades tutelares a quienes se les daba como lugar de residencia algún lugar natural como una piedra o un monte.

Cultura Nazca
Floreció en la costa sur del Perú y es famosa por su cerámica y sus tejidos. Aunque la cerámica no tiene diversidad de formas, es muy rica en colori­do, decoración y terminado. Los temas favoritos de su decoración son: serpientes, pájaros marinos, peces y motivos geométricos predominando los colores negro, azul, gris, verde, blanco y anaran­jado. También son frecuentes las represen­taciones mitológicas como dioses en forma de felinos, pájaros y demonios de dos cabezas.
Los tejidos hechos en lana de llama, alpaca o vicuña, presentan motivos muy parecidos a los realizados en la cerámica.
Este pueblo no presenta edificaciones monu­mentales y solo Cahuachi tiene algunos edificios, por lo que se piensa que pudo ser un centro cere­monial. La escasez de agua en la zona, los llevó a construir obras hidráulicas de gran envergadura que le permitieron desarrollar la agricultura y especializar la artesanía en cerámicas y orfebrería.

También se distinguieron por los trabajos en plumas de aves exóticas. Por no existir en la región se piensa que son muestra de un intenso comercio con los pueblos vecinos.
Hoy se estudian las líneas de Nazca, gigantescos diseños de animales estilizados que aparecen so­bre una región entre el valle de Nazca y Palpa. En esta área geográfica la lluviosidad es muy escasa, lo que ha permitido que estas líneas se conserven.
Son muchas las explicaciones que se le han da­do: se ha dicho que son calendarios, formas de medición del tiempo, figuras sagradas para propi­ciar lluvias u otros fenómenos favorables, y no han faltado lo sensacionalista que en un afán co­mercial, hablan de pistas de aterrizaje para los extraterrestres.

Cultura Chimú
El reino de Chimú se localizó en la orilla derecha del río Moche, estableciendo su centro político y económico en la ciudad de Chanchán.
Es un medio ambiente árido pero con una eco­nomía agrícola, complementada con la pesca. Fue necesario
construir complejos sistemas de cana­les que permitieran almacenar y distribuir el agua. La red hidráulica estaba vigilada en trechos por pequeños cuarteles siendo la clase dirigente quien distribuía el agua.
La calidad de sus productos artesanales fueron la base de su comercio; la cerámica de color negro y rojo, los trabajos en oro, plata, cobre y bronce en el que fueron grandes maestros, tanto que mu­chas de sus obras artesanales fueron llevadas por los Incas al Cuzco.
Adoraban el Sol y la Luna y para tener conten­tos a los dioses les ofrecían sacrificios de niños.
La cultura del Tiahuanaco
Estuvo situada a 3.800 mts de altura, en la vertien­te oriental del lago Titicaca (hoy Bolivia). Fue un gran centro ceremonial en donde sobresalen grandes edificios como el palacio de Kalasasaya. De él hace parte la puerta del sol, enorme monu­mento cuyo dintel presenta decoraciones en relieve.
La cultura del Tiahuanaco fue organizada so­bre la base de una economía artesanal con pro­ductos de gran calidad en cerámica, textiles y manufacturas en bronce.

La clase sacerdotal era la encargada de admi­nistrar los cultivos y sus técnicas. Utilizaron cana­les de riego, terrazas y un preciso manejo de las épocas de siembra y recolección. Como en tantas otras culturas, eran los sacerdotes quienes hacían las veces de científicos y médicos, pues eran quie­nes conservaban y producían el saber.

Las culturas colombianas
En Colombia las culturas tairona y chibcha pue­den considerarse clásicas por el auge que presen­taron en la metalurgia del oro, en la riqueza de la cerámica y de los tejidos.
Con el descubrimiento en 1976 de Ciudad Per­dida, centro de la cultura Tairona, otro elemento cultural se hace presente para complementar el estudio de nuestros pueblos más representativos.

14 comentarios:

  1. esta pagina tiene informacion muy valiosa e importnte

    ResponderEliminar
  2. tiene unas respuestas muy completas e indicadas a la pregunta

    ResponderEliminar
  3. my bien las respuestas con esto me saco un 10

    ResponderEliminar
  4. Esta pagina tiene información muy valiosa e importante
    gracias me sirvió mucho

    ResponderEliminar
  5. Esta pagina tiene información muy valiosa e importante
    gracias me sirvió mucho

    ResponderEliminar
  6. A BUENO ME PARESEN EN SI PREGUNTAS MUI LARGAS PERO BUENAS SIGAN ASIII

    ResponderEliminar
  7. hla que largo es eso

    ResponderEliminar
  8. bno al menos sirve, largo pero sirve

    ResponderEliminar
  9. muchas gracias la profe de español me dara un 5 GRACIAS DESDE COLOMBIA

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias me sacaran un 5 GRACIAS DESDE COLOMBIA

    ResponderEliminar
  11. gracias por estos conocimientos e...........

    ResponderEliminar
  12. gracias por permitirnos saber mas de las culturas

    ResponderEliminar